loader-missing

Los grandes Sueños


Los grandes Sueños

Los diferentes tipos de sueños difieren en la relación con la situación consciente, por su función psíquica, su relación con la realidad, el grado de repetición y su referencia en el tiempo.

El Gran sueño es, desde esta conceptualización, sumamente difícil de reconocer precisamente por sus características trascendentales.

Es algo así como un pantallazo de insight al recorrido de vida, al sentido de la vida específico para cada uno de nosotros.

Comparte muchas características que tienen que ver son el sueño sincronístico. Sin embargo, mientras en estos sueños, cabe buscar un marco interpretativo, en el Gran sueño, esto está absolutamente contraindicado

El sentido del Gran sueño, se va revelando, por lo general, a lo largo de la vida humana. Lo más importante en el es que, el paciente sabe que ha ocurrido, pero es sumamente dificultosa su plasmación en símbolos objetivos, dado que la vivencia experimentada, tiene una fuerte característica transpersonal y es, a la vez tan subjetiva que el marco del lenguaje queda limitado.

Existen algunos ejemplos históricos acerca de esta particular categoría de sueños.

Uno de los más importantes ejemplos es la vivencia que le sucedió a Tomás de Aquino y, según refiere el hecho, a resultas del cual, queda inconclusa la gran obra teológica del este autor, La Summa Teologicae.

Se dice que, mientras Tomás oficiaba misa, entro seguramente en un estado epifánico (epifanía), que le produjo un episodio de catatonía durante, según se refiere durante unos tres días, los cuales pasó en ese estado en su celda (dormitorio sacerdotal).

Al volver en si. Tomás refirió que, “Después de haber visto lo que vi, no puedo escribir más”

El Gran sueño entonces, tiene la particularidad de ser indescifrable, a lo cual, hay que añadirle la imposibilidad básica de ser comunicado.

Estas características hacen que no deba ser interpretado.

Sin embargo, me estoy refiriendo al contenido subjetivo del mismo. En lo objetivo, se presenta la mayoría de las veces como un sueño de características arquetipales, lo que se presta a la confusión.

Con este tipo de sueños, conviene una espera receptiva, que no es otra cosa en Psicología Analítica que una especie de wu wei, que literalmente significa un “no hacer” como en el Tao: “Es la acción de la no-acción, el conocimiento del no-coonocimiento, lo algo en la nada, el hacer en el no-hacer. Wu-wei es la fortaleza de un sauce en una tormenta de viento”.

En la terapia, este tipo de sueños, que, aclaro son sumamente raros en la vida de un Ser Humano, suelen darse, de ser éste el caso, hacia las postrimerías del tratamiento y, en todos los casos en los cuales me he encontrado con ellos, tienden a presentarse como sincronísticos, para mostrar, con el avenir del tiempo, sus características en torno a la Individuación, el Selbst y el Sentido de vida.


Autor: Horacio Ejilevich Grimaldi. Extraído de su libro "Hermenéutica onírica"

Fuente: https://www.facebook.com/notes/fundación-cg-jung-de-psicología-analítica/